martes, marzo 10, 2009

Biografias: Tatiana Sávicheva

Mas que seguro que han oido hablar de Anna Frank. Pero es poco probable que hayan escuchado el nombre de Tatiana Sachicheva. No es famosa a nivel mundial, no es judia, ni fue victima del holocausto. Pero escribio un diario en su dia a dia tratando de sobrevivir al sitio de Leningrado.

Quizas todos conozcan la cantidad de judios que fueron asesinados durante el holocausto, pero pocos saben del sitio de Leningrado, estrategia militar Alemana que acabo con la vida de miles de rusos atrapados en la antigua ciudad de Leningrado (Ahora San Petersburgo)

Entre los documentos presentados como prueba en los Juicios de Núremberg se encontraba una pequeña libreta que perteneció a la escolar Tania Sávicheva, de Leningrado. Hay fechas en seis páginas, con una muerte asociada a cada una. Seis páginas — seis muertes. Nada más, solo notas breves y concisas y una observación final:

  1. Zhenia murió el 28 de diciembre de 1941, a las 12:30 horas.
  2. La abuelita murió el 25 de enero de 1942, a las 3:00 p.m.
  3. Leka murió el 17 de marzo de 1942, a las 5:00 a.m.
  4. El tío Vasia murió el 13 de abril de 1942, 2 horas después de la medianoche.
  5. El tío Lesha el 10 de mayo de 1942 a las 4:00 p.m..
  6. La mamá el 13 de mayo de 1942 a las 7.30 a.m.
  7. Los Sávichev murieron.
  8. Murieron todos.
  9. Solo quedó Tania.

Tania Sávicheva era la más joven de la familia de un panadero, Nikolái Rodiónovich Sávichev, y una costurera, Mariya Ignátievna Sávicheva. Su padre murió pronto, cuando Tania tenía solo seis años, dejando a Mariya Sávicheva con cinco hijos — tres niñas, Tania, Zhenia y Nina, y dos niños, Mijaíl y Leka. La familia planeó pasar el verano de 1941 en el campo, pero la invasión de la Unión Soviética por parte de Alemania el 22 de junio arruinó sus planes. Todos, excepto Mijaíl, que ya se había marchado, decidieron quedarse en Leningrado. Todos ellos trabajaron para apoyar al ejército. Mariya Ignátievna cosió los uniformes, Leka trabajó como cepillador en la Fábrica del Ministerio de Marina, Zhenia en la fábrica de munición, Nina en la construcción de las defensas de la ciudad. El tío Vasia y el tío Lesha sirvieron en la defensa antiaérea. Tania, que entonces tenía solo once años, cavaba las trincheras y ponía fuera las bombas incendiarias.

Un día Nina fue a trabajar y no regresó. La enviaron al lago Ládoga y después fue evacuada urgente. La familia no estaba consciente de esto y pensó que había muerto.

Tras unos días, en memoria de Nina, Mariya Ignátievna le dio a Tania una pequeña libreta que había pertenecido a su hermana y que se convertiría después en el diario de Tania. Tania tuvo un auténtico diario una vez, un cuaderno grueso en el que anotaba todo lo importante que le sucedía. Lo quemó cuando ya no había nada más para alimentar la estufa en invierno, pero conservó la libreta de su hermana.

El primer registro tiene fecha de 28 de diciembre. Zhenia se levantaba cada día cuando aún no había amanecido. Caminaba siete kilómetros hasta la fábrica, en la que trabajó durante dos turnos cada día haciendo carcasas para minas. Después del trabajo donó su sangre. Su débil cuerpo no pudo aguantar. Murió en la fábrica en la que trabajaba. Posteriormente murió Yevdokiya Grigórievna, la abuela. Después el hermano de Tania, Leka. Y, uno tras otro, el tío Vasia y el tío Lesha. Su madre fue la última. Probablemente en ese momento Tania pasó las hojas e hizo la última anotación.

En agosto de 1942, 140 niños fueron rescatados de Leningrado y llevados a la aldea de Krasni Bor. Todos sobrevivieron... excepto Tania. Anastasiya Kárpova, una profesora en el orfanato de Krasni Bor, le escribió a Mijaíl, hermano de Tania, que fue afortunado por encontrarse fuera de Leningrado en 1941: "Tania está viva, pero no tiene buen aspecto. Un médico, que la visitó hace poco, dijo que está muy enferma. Necesita descanso, cuidados especiales, nutrición, un mejor clima y, lo más importante de todo, cariño maternal". En mayo de 1944 la enviaron al hospital de Shatkovski, en el que murió tan solo un mes después, el 1 de julio de 1944.

Nina Sávicheva y Mijaíl Sávichev volvieron a Leningrado después de la guerra. El diario de Tania Sávicheva se exhibe ahora en el Museo de Historia de Leningrado, y una copia se exhibe en el Piskarevski Memorial Cemetery.

No hay comentarios.: