viernes, marzo 28, 2008

PROPUESTA A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE

POLITICAS DE SALUD MENTAL Y PARTIDAS PRESUPUESTARIAS PARA LOS PSICOLOGOS CLINICOS EN EL ECUADOR

Sres. Honorable Asamblea Constituyente de la República del Ecuador:
Como es bien sabido por vosotros, hay una alarmante ausencia de planes y programas de salud mental en todo nuestro País.

Quisiera referirme primero a que es salud mental. Es la capacidad de responder asertiva o adecuadamente ante la presencia de un conflicto, sin causar daños físicos o emocionales a las personas que nos rodean ni a si mismo. Es el conjunto de ideas sanas y patrones de comportamiento que rigen nuestra conducta.

No olvidemos que la salud es integral, es decir física y psíquica. Estos dos aspectos forman un sistema que debe mantenerse en equilibrio. Si se afecta una, se perturbara la otra y viceversa. El problema radica en que la sociedad y la cultura ecuatoriana no le presta atención ni le da la debida importancia a la salud mental.

El rol del Psicólogo clínico, ha sido reducido de nada a innecesario por partes de las autoridades de salud en nuestro País, dando prioridad a programas de vacunación, de lactancia materna y de diversas otras índoles enfocadas a la salud somática. ¿La salud mental? Nadie la conoce.

Cuando sabemos que la prevención es mejor que la cura, en un país con un nivel de depresión tan elevado, según el INEC, con grandes tasas de violencia intrafamiliar, de suicidios, de embarazos en adolescentes, es mejor atacar el problema desde sus raíces, enfocándonos a educar a nuestra población, mediante la erradicación de estos conflictos, promocionando y promoviendo la salud mental, conductas llenas de respuestas asertivas a todas estos problemas que se atraviesan día a día.

El problema radica en que no hay partidas presupuestarias para los Psicólogos clínicos, en los centros de salud tienen médicos, enfermeras, porteros, conserjes. Pero ¿Psicólogos clínicos? No, solo practicantes que ni siquiera son asesorados, que lanzan al ruedo sin ser siquiera adecuadamente supervisados por un Psicólogo de planta, porque son apenas pocos centros de salud y hospitales que cuentan con profesionales. Casos de depresiones graves o trastornos de personalidad no pueden ser tratados por estudiantes, está en juego la vida de las personas.

En Ecuador no existe una cultura de salud Psicológica, como existe en otros países de Latinoamérica como Argentina, Chile y Cuba. La gente no acude a las consultas por falta de información, piensan que el psicólogo es para los locos, prefieren buscar a un médico para que le recete una pastillita a su hijo si es demasiado inquieto, que buscar un Psicólogo.
No estoy de acuerdo con el concepto de que solo la gente de dinero busca Psicólogos, hay diversos tipos de Psicoterapia según el caso no tiene que ser necesariamente un tratamiento costoso o largo. Y es que no hay una adecuada promoción por parte de las autoridades de salud de conductas sanas y asertivas, y como estas pueden evitar enfermedades físicas.
Concuerdo netamente que sin una adecuada educación y formación en las escuelas y colegios, esto no podría darse. Y este es otro punto al cual quiero referirme: Debe haber mínimo un Psicólogo clínico en cada escuela, ya sea fiscal o particular del país. Empecemos por impartir la cultura de la salud mental por allí. Complementando esta con una adecuada formación en valores y educación cívica, formaremos a hombres y mujeres más sanos en el mañana.

En la facultad de Psicología de la Universidad de Guayaquil, el requisito final para incorporarse de Psicólogo clínico es desarrollar un proyecto de prevención psicosocial con un marco teórico específico. Estamos diciendo que cada año se desarrollan al menos un promedio de ochenta proyectos. ¿Cuántos se han puesto en práctica? No conozco ni siquiera uno. La falta de interés por la salud mental se evidencia también en la ausencia de financiación a estos planes y proyectos, que existen, pero que a nadie le interesa pagar porque no son de medicina.

Los puntos específicos de mi propuesta son los siguientes:


• Campañas publicitarias de prevención y promoción de la salud mental por parte de las autoridades de salud.

• Debe existir por lo menos un Psicólogo clínico en cada hospital, escuela, Organización de servicios, o institución de salud en general.
Ps. Geovanny Polo Vélez

No hay comentarios.: