miércoles, noviembre 30, 2005

Diario de una pasion Parte 4

Ahora me encuentro desde donde empecé . Sin nada, solo , con mi vida , solo cuento con mis fuerzas propias , y tendré que volver a empezar desde el principio, ahora con mas experiencia, y con mas heridas en mi alma y mi corazón, pero en verdad, no quiero que me pase esto, se que nadie me puede amar eternamente, entonces, ¿para que perder el tiempo buscando a alguien que, a la larga me va a dejar por una persona mejor que yo, por que no pasaría mucho tiempo que tome conciencia, que para que habría de perder mi tiempo con una basura como yo, habiendo chicos guapos que se puedan interesar por ella, y yo que solo soy una porquería, quiero creerme con derechos sobre ella, como si yo fuera a exigir los mismos derechos que un chico normal, si se que yo no puedo ofrecerles lo mismo.

Esta lloviendo , por lo menos el cielo también comparte mi tristeza, ambos estamos tristes y lloramos mucho, pero se que después de la lluvia, al amanecer saldrá nuevamente el sol, y con el nuevamente un rayo de esperanza se asomara en mi vida, y tendré fe que algún día volveré a sentirme feliz, aunque, como en todas las ocasiones anteriores, sea solo pasajero.

Gracias por todo, y buenas noches amor de mi vida.

Las huellas que deja la vida ahondan mucho en el alma de las personas, hay heridas de las cuales uno no puede recuperarse jamás, por que ahondan ten profundamente dentro de mi y me atormentan día a día, no me permiten pensar y están allí, para recordarme hechos que destruyeron mi vida, que han derrumbado mis sueños, mi estilo de vida, absolutamente todo, aunque parezca exagerado, o necio, es algo inevitable, ya que aun permanece dentro de mi un gran odio, una rabia incontenible que no se ha disipado, por el contrario, sigue aumentando, y va a reventar en cualquier momento, en la circunstancia adecuada, ya que no vivo en paz ni volveré a recuperar la fe en el verdadero amor nunca mas.

El que escribe estas líneas confusas y desesperadas, es solo el compendio de lo que quedo de lo que un día fue un hombre, común y corriente, con sueños e ilusiones en el amor, que creyó en el amor, y fue muy feliz , pero se convirtió en una larva despreciada por todas las mujeres en las cuales se fijaba, y soñó con ser feliz una vez, pero al pasar el tiempo, dicha larva despertó de aquel sueño de ser hombre, se miro en el espejo y noto de inmediato la diferencia, y tuvo que resignarse a su suerte, afrontar su destino que era inevitable, ser tratado de la manera en que se lo merece, solo que esta vez, dicho animal creyó tener los mismos derechos que una persona, pero fracaso miserablemente en su intento, siendo nuevamente despreciado. Maldiciendo mi existencia, solo me queda un camino posible : la sumisión, ya que es imposible regresar el tiempo, el problema mas grave que tengo en este caso es uno muy común : No poder olvidar, tener miedo de alejarse de alguien, que, se convirtió en mi vida, que en un momento lo fue todo, y que ahora, ya no es lo mismo.

No hay comentarios.: