lunes, enero 17, 2005

Poniendo los pies sobre la tierra

Hace una semana llegue de Mexico DF de pasar navidad y noche buena. Es una ciudad inmensa, realmente su diametro no tiene comparacion con Guayaquil o Quito. Debo decir que hubieron muchas cosas que me gustaron de Mexico: Su comida, sus mujeres, su tequila, pues alla tienen la costumbre, para noche buena, de pedir posada, sus fiestas son mucho mas alegres, alla la celebracion navideña es mas religiosa que en nuestro pais.. pues alla la gente venera a la virgen de guadalupe, pues bueno, la verdad disfrute estar alla, lo que mas me gusto fueron las mujeres. Y no es por menospreciar a las ecuatorianas, en absoluto, pero las mexicanas tienen algo especial que me atrae, no se como un encanto particular, en verdad me quede prendado de la belleza de sus mujeres y de la variedad gastronomica, aunque me fascinaron las carnitas y las enchiladas, no deje de extrañar un buen plato de fritada, mi arroz con menestra y chuleta, y los clasicos pasteles que venden fuera de la Universidad estatal.

Lo que no me agrado es el smog, realmente el centro de la ciudad tiene un aire irrespirable, el humo de los carros me ahoga, un contraste determinante cuando solia irme a pasar unos dias al campo. Pues hay campañas para ayudar a descontaminar el aire, pero mexico tiene la fama de ser la ciudad mas contaminada, aunque lo bueno es que no es tan peligroso como guayaquil, al menos.

En primera instancia, el motivo de mi paseo fue estar con mi querida prima Tania Sworthz que se caso con un pinche puñal (jejeje esa fue mi expresion favorita) bueno, fue una boda muy linda, en verdad, me gusto mucho, bastante fastuosa la recepcion.

No veia la hora de regresar a mi Ecuador, pues habia dejado todo botado : el negocio, la casa, el carro. Pero ya llegue de vuelta al ecuador, pues y a darle a lo mero mero.

No hay comentarios.: