lunes, enero 02, 2006

Diario de una pasion (Edicion especial)

Una calle oscura. Panorama poco alentador para este dia. Inevitablemente sabes lo que va a ocurrir.

Dias atras tuve uno de esos sueños. Para los que no me conocen, yo suelo tener visiones del futuro. A veces aparecen en mi estado consciente, otras en el incosciente. Asi que tenia una idea de lo que tenia que ocurrir.

Ese maldito aeropuerto se ha convertido en un estimulo condicionante para mi sistema limbico. No es un lugar donde los sueños aprenden a volar solamente; y se percibe en el aire lagrimas y euforia vivenciados.

Espacio mental: ¿Por que sigo recibiendo esos asquerosos boletines mensuales de Satnet si me desvincule de esa putrefacta compañia hace meses?

Silencio.

Solo eso encontre. Soledad.

La despedida es lo que mas me duele. Siempre me ha dolido decir adios. Siempre evito las despedidas. No digo adios, digo hasta siempre. He quizas ese deseo infructuoso del mecanismo de la negacion en el psicoanalisis que se hace presente en mi psiquis.

Estaba solo alli, actuando como un niño. Inquieto, pero sabio... sagaz. Guardando bien mi real objetivo.

Queria que se llevara la imagen de siempre. No quiero que nada cambie.

El cambio me produce ansiedad. Pero pasan los minutos y llega el momento de decir adios.

Quiero ser fuerte pero emotivo. Me pongo nervioso. Todo me molesta. Esta es la tercera vez en mi vida y las dos veces fueron tan faciles, asi que no debia estar preocupado.

De repente, ese ser maravilloso que fue un verdadero padre para mi en un mes, que, fue mas escurridizo que la arena seca, se despide. Es breve. Solo me dice una frase. Pero fue precisa y exacta.

Mis ojos se inundaron de lagrimas tal y como un grifo abierto.

No, no habia tiempo para sentir emociones. Esto esta en un nivel mas alla.

No puedo verte partir asi... tu hogar esta aqui, a mi lado. Los necesito a los dos, solo que no me di cuenta hasta que se fueron.

Siempre desee tener un padre y una madre a mi lado. Por 21 años.

Los tuve un mes.

Era feliz, solo que no lo sabia.

En veinte segundos vi alejarse a la madre que jamas estuvo el tiempo que la necesite conmigo y crei no amar y al hombre que en treinta dias fue mas padre para mi de lo que nadie fue en veintiun años.. inmediatamente senti un terrible y nefasto golpe a mi ego. Estaba orgulloso de poder haber salido adelante sin mis padres y sin haber sido consentido, mimado, engreido, o cualquier apelativo que pueda describir el burbujismo lazo afectivo.

Pero experimente todo lo que de niño no pude. En un mes fui consentido, engreido y mimado. Tuve un padre. Tuve una madre.

Y ahora, vergonzosamente acepto que me muero por volver a serlo.

No hay comentarios.: