viernes, diciembre 30, 2005

Diario de una pasion Parte 10

El lenguaje. Es la parte fundamental en la comunicación. Dice también mucho de nosotros, expresa nuestra cultura, nuestra educación, nuestro nivel social, pero mas que nada creo que expresa nuestra forma de ver el mundo, de interpretar lo que nos pasa alrededor, y pienso que define una parte importantísima de la personalidad de cada persona.

En mi caso personal, creo que el lenguaje que manejo es bastante personalizado, y he notado que, en ciertas ocasiones, resulta un poco difícil de comprender para las personas que no viven en mi circulo social, hasta inclusive a las que se desarrollan en mi entorno, pienso que quizás es muy difícil de comprender, pero pienso que mientras yo lo pueda entender e interpretar, es suficiente.

Los problemas hay que enfrentarlos. Los mitos destruirlos, los miedos vencerlos. Es la única forma de poder salir adelante, hay que ser fuerte, mas fuerte que ellos, ya que a pesar de que los obstáculos pueden ser grandes, así también tiene que ser nuestra predisposición a vencerlos, ya que no puedo quedarme en el camino, es imposible, mi destino no lo permitiría jamás. ¿Como yo se mi destino? En realidad claro que a ciencia cierta no lo se, pero lo siento, siento una fuerza muy poderosa que me empuja a seguir adelante, a no dejarme vencer por nada, a que venza todo lo que me quiera derrotar, algo que me mantiene en pie aguantando los golpes de la vida, y me obliga a responder también, y no me permite derrotarme, si me caigo me hace levantarme, e intentarlo de nuevo.

Ha pasado una semana muy ocupada para mi. Este reencuentro a clases esta llenando mis expectativas de conocimiento, solo desearía que el tiempo transcurra mas rápido, ya que no veo la hora de avanzar a tercero, que será un gran paso.

Lo primordial en esta vida es vivir sus diversas etapas. El querer apresurarse es un pecado mortal ya que son etapas que no se pueden recuperar jamás por que solo hay una vida y no hay regreso. La clave es saber cuando uno esta preparado para avanzar a la siguiente etapa, es algo que no se puede saber a ciencia exacta pero, es algo primordial que hay que descubrir para poder vivir a plenitud.

Una de las leyes de la vida es que todo cambia. Es que es así, todo esta en constante evolución, nada es para siempre. Las alegrías y tristezas, se funden en un solo proceso, el cual es vivir. Cuando uno va creciendo, poco a poco empieza a hacer sus propias conclusiones en lo que refiere a este proceso de vivir. Y la manera de hacerlo, es lo que a la postre nos diferencia a unos de otros, el factor suerte muchas veces no se da de por si, sino que es atraída por nuestras acciones, y muchas veces es así, nosotros mismos somos los que fabricamos nuestra suerte y delimitamos nuestro destino. Pese a que existen muchas cosas en las que nuestras acciones no llegan a incidir, posiblemente entonces no deberíamos incluirlas en nuestro factor suerte.

No hay comentarios.: