martes, febrero 13, 2007

Mitos y verdades sobre las rubias

Las rubias son tontas, las tímidas en la intimidad son unas fieras, los gordos son buenos, los petisos tienen grande otras cosas ¿Qué tienen de cierto algunos prejuicios? y ¿Qué tan influenciables somos a la mirada del otro? Eso es lo que quiso averiguar el psicólogo alemán Jens Förster cuando sondeó hasta qué punto los prejuicios influyen en el comportamiento de las personas. Para su investigación echó mano al clásico y muy expandido prejuicio de que "las rubias son tontas".

Förster, quien da clases en la Universidad Internacional de Bremen, seleccionó alrededor de 80 estudiantes mujeres -entre ellas 40 rubias- para someterlas a un test de inteligencia que medía la velocidad y la exactitud de las respuestas. Pero antes les hizo leer a las blondas una serie de chistes en los cuales estaban incluidos aquellos que hacían referencia a su escasez de materia gris del estilo: "¿cómo hacés reír a una rubia un sábado?... contándole un chiste el miércoles". El resultado del test arrojó que el rendimiento de las rubias fue menor que el de sus demás compañeras.



"Ninguna rubia cree que es estúpida. Sin embargo, después de exponerse a estereotipos sociales negativos sobre ellas, las participantes de cabello claro trabajaron con más lentitud en las pruebas", explicó Foerster. El psicólogo consideró útiles los resultados de la investigación como forma de desarrollar "estrategias para ayudar a las personas a luchar contra influencias negativas". Pero no todos son palos para las blondas. Según el psicólogo Arnold Hinz, del Instituto Pedagógico de Ludwigsburg, también existe el prejuicio de que son "muy sexuales". Una de cal, otra de arena.

No hay comentarios.: