martes, setiembre 04, 2007

Trastornos de la identidad sexual

Ahora voy a mencionarles breves conceptos de los trastornos de identidad sexual, desde el punto de vista psiquiatrico.

Antes que nada mando un saludo a Silvia Dávila, asidua lectora desde Guayaquil-Ecuador, que nos escribio sobre el articulo "Ateismo y otras hierbas"

Trastornos de identidad sexual Se pueden dar en la niñez, en la adolescencia y en la edad adulta. En ellos hay una disociación entre el sexo anatómico y la propia identidad sexual, es decir el sexo con el que se identifica la persona.


Desviaciones Permiten una respuesta sexual placentera pero el objeto o estimulo sexual se desvía de lo considerado normal. Se consideran trastornos cuando las fantasías, deseos o actos de la persona respecto a estos objetos sexuales no habituales suponen malestar clínicamente significativo, deterioro o perjuicio para la propia persona o para otros que no consienten (como por ejemplo los niños). Si no hay perjuicio para nadie y a la persona no le provocan ningún malestar no se considerarían trastornos, en este caso simplemente serían expresiones de la sexualidad no habituales.


En el Fetichismo sexual se logra la satisfacción mediante fantasías con, o utilización de, objetos como medias, pañuelos, etc.


En el bestialismo la satisfacción se alcanza realizando la copula o teniendo fantasías con animales. En ambos el objeto sexual no es humano.


En el sadismo, masoquismo el erotismo se mezcla con la agresión, la humillación propia o la de la pareja.


La violación es el coito con alguien que no consiente, conseguido a través de coacción o violencia.


En la pedofilia el objetivo del deseo sexual serían niños o personas inmaduras.


El exhibicionismo, voyeurismo y travestismo son formas de satisfacción solitarias pero que necesitan de otro para su realización.


Disfunciones En las disfunciones alguna fase de la respuesta sexual humana se encuentra alterada impidiéndole al sujeto la consecución de un coito placentero. Pueden darse factores psicológicos y fisiológicos. Se clasifican en cinco trastornos:


Trastorno del deseo sexual
Trastorno de la excitación sexual
Trastorno del orgasmo
Trastorno sexual por dolor
Disfunciones sexuales no específicas

Exhibicionismo

En sentido amplio el exhibicionismo (del latín exhibere, "mostrar") es la inclinación de un individuo a exponerse en público de forma espontánea y excesiva, sin ajustarse a las normas sociales. Dicha inclinación implica también el continuo hablar de convicciones, sentimientos, capacidades, aversiones o gustos, sin invitación previa para ello. Mostrarse de forma ostentosa puede ser también una forma de exhibicionismo. En sentido estricto, es una perversión psicosexual que consiste en desnudar y mostrar los órganos genitales de forma impulsiva y gratuita. El exhibicionismo durante la infancia o pubertad no es considerado una enfermedad.

Por lo general, las causas se basan en un desarrollo psicosexual que no ha evolucionado, que se ha detenido en una etapa inmadura porque el individuo sufre de sentimientos de inferioridad y de trastornos de relación. Según el psicoanálisis, en el individuo exhibicionista existe una pulsión pregenital.

Prescindiendo de la “agresión ética”, los exhibicionistas no constituyen, por regla general, ninguna amenaza; por el contrario, la mayoría reaccionan de forma insegura y se dan a la fuga cuando su oferta es correspondida. En algunos países el exhibicionismo es considerado un delito contra la libertad sexual.

No hay comentarios.: