lunes, marzo 13, 2006

Anneliese Michel : El exorcismo de Emily Rose

Anneliese Michel (*1952 – †1976) fue una mujer alemana de la que se cree que estuvo poseída por al menos seis demonios y que fue sometida a un exorcismo.

Nacida en Leiblfing, Bavaria, creció en la pequeña localidad de Klingenberg am Main, en esta misma región. Sus padres, muy religiosos, le dieron una educación profundamente católica.

En 1968, con 16 años, Anneliese comenzó a padecer extraños ataques y se le diagnosticó epilepsia. Permaneció ingresada en el Hospital Psiquiátrico de Würzburg. Cuando salió aún fue capaz de completar sus estudios de bachillerato y matricularse, en 1973, en la Universidad de Würzburg.

Sin embargo, durante todo este tiempo Anneliese aseguró escuchar voces de ultratumba y ver visones fantasmagóricas que ella misma atribuyó a una posesión infernal. Sin que los médicos hallasen paliativo, ni aún una explicación satisfactoria a los padecimientos de la joven, los padres optaron por pensar que su hija, en efecto, estaba poseída.

En verano de 1973, los padres acudieron a la parroquia local solicitando a los religiosos que su hija fuera sometida a un exorcismo. En principio, todos ellos lo rechazaron, ya que la doctrina de la Iglesia Católica con respecto a estas prácticas es muy estricta. Entre otras cosas, los poseidos, según la Iglesia, deben ser capaces de hablar lenguas que nunca han estudiado, tiene poderes sobrenaturales, y muestran una gran aversión hacia los símbolos religiosos...

Poco después, el párroco Ernst Alt, considerado un reputado experto en la materia, creyó probar que Anneliese reunía las condiciones suficientes para considerarse endemoniada y consiguió el permiso de las autoridades eclesiásticas para realizar un exorcismo siguiendo los pasos del Rituale Romanum.

Durante las sesiones (muchas de ellas documentadas de forma audiovisual), Anneliese manifestó estar poseida por hasta seis demonios diferentes, incluidos Lucifer, Caín, Judas Iscariote y Nerón. También afrmó estar bajo el poder de los espíritus de Hitler y de un párroco caído en desgracia. Cabe reseñar que la joven consumió drogas psicotrópicas prescritas por su doctor.

El exorcismo se prolongó durante un año y finalmente Anneliese murió a los 23 años. La autopsia atribuyó el fallecimiento a la desnutrición y deshidratación. Antes de eso, se había destrozado las rodillas en ataques de genuflexión compulsiva.

Los padres y los curas que realizaron el exorcismo fueron procesados judicialmente dos años después, en 1978, y hallados culpables de negligencia médica.


No hay comentarios.: