domingo, noviembre 11, 2007

Costumbres malsanas: Lo que NO se debe hacer con los hijos

Aprovechando un acontecimiento reciente, quería escribir este post. Cuando nos toca ser padres, y asumimos ese rol con la mejor de las intenciones, hay ciertos errores en los que incurrimos cuando criamos a nuestros hijos. Los más comunes son los siguientes:

NO se debe besar en la boca a los niños.

Image Hosted by ImageShack.us


Este es, desgraciadamente, un hábito muy común entre las madres. Y no creo que lo hagan con malas intenciones, quizás piensan que es un modo de expresar cariño sanamente. El pensar que como es un niño "no cuenta" es un gran error producto de la ignorancia que tenemos sobre la psicología del desarrollo. Y no nos enfrasquemos en eso, es puro sentido común. No necesito citar la teoría Freudiana para sustentar que el niño es un ser sexual desde su nacimiento, esto está demostrado fisiologica y biológicamente. El que las hormonas sexuales no se hayan desarrollado aún no priva al infante de la curiosidad y el placer por el sexo. En el caso de los niños muy pequeños, el reflejo de succión nos trae consigo la idea de que la boca es el primer área del cuerpo cubierta de sensibilidad que estimula al niño.

Si tomamos en cuenta esto, el niño crea una especie de dependencia oral(1) con el seno y posteriormente con el biberón. Al crecer, el niño que es besado recurrentemente por su madre (o su padre, en casos mas patológicos) tendrá tendencias mas pronunciadas durante el complejo de edipo(2) y será un niño sexualmente precoz.

En los casos de madres divorciadas, separadas o solteras, el riesgo va por otras vías, ya que al no tener un hombre a su lado, convertirán al niño en su hombrecito. El niño, sin capacidad de abstracción aún, asumirá ese papel de manera literal. Mucho mas probable es esta situación si es hijo único. La sobreprotección y el incesto social inconsciente(3) se da como relación bidireccional.

Por lo tanto, recomiendo a papás y a los que piensan serlo, que siempre asistan a escuelas para padres, o lean sobre adecuadas formas de encaminar la educación sexual de sus hijos. Las demostraciones de afecto tienen que darse en su momento, sin llegar a violentar la propia sexualidad del niño. Otra conducta inadecuada es besar la nalga del niño. Al hacer esto solo estamos erotizando a nuestros hijos, administrándoles sensaciones que aún no están preparados para sentir, o que no son adecuadas demostraciones de afecto.

(1) Dependencia oral: Segunda etapa del desarrollo según el Psicoanalisis: Fase oral: cuando el niño canaliza el placer sexual a través de la boca.

(2) Complejo de edipo: Se da después de la etapa fálica, alrededor de los 5 años. La fantasía de sentirse seducido y desear sexualmente al progenitor del sexo opuesto y sentir antagonismo y rivalidad por el del mismo sexo. Etapa clave para el desarrollo de la identidad sexual según Freud.

(3) Incesto social inconsciente: El juego de seduccion que la madre genera al niño al no poseer ella el falo, lo convierte al niño en objeto de su deseo de manera inconsciente.

1 comentario:

Kmo dijo...

Ud es psicólogo ?